La escuela del coloniaje. “Metáfora”

José Manuel Arévalo Cañari

Hace muchos años atrás en algún pueblo del Abya Yala, un español hizo su aparición, él tenía una idea en la cabeza y trataba de convencer a la gente.

Su idea era hacer una escuela, pero…………… ¿Cómo sería la escuela?

Entonces se le ocurrió preguntar a las madres de los niños cómo era que sus hijos se comportaban y ellas empezaron a contestar con gran entusiasmo…

¡Los niños aman la naturaleza!

¡Ah… entonces los meteremos a cuartos cerrados en donde no vean ni siquiera el árbol de la esquina…! ¿Qué más les gusta?

¡Les gusta comprobar que la actividad sirve para algo!

Entonces haremos de tal manera las cosas que su actividad no tenga ningún objeto – dijo el español.

¡Ah…! – Dijo otra señora – les gusta moverse, brincar, saltar correr, aventar…

Pues los obligaremos a estar sentados y quietos……

¡Les gusta manejar objetos, servirse de las manos! – comento una más.

Pues que solo manejen ideas, únicamente ideas…… ¡Que no ocupen las manos!

¡Les gusta razonar! Pues que memoricen….!

¡Les gusta hablar!

Que guarden silencio ¡Prohibido hablar!

¡Les gusta investigar la ciencia! – dijo alguien por ahí.

 Hay que darles hecha.

¡Ah! Y sobre todo ¡reír!

¡Perfecto!……. entonces inventaremos los castigos.

Y así se formó la escuela, de esta manera, fue como los niños aprendieron lo que jamás debieron haber aprendido…. Aprendieron a…: ENGAÑAR /DISIMULAR /MENTIR.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *